CONSEJOS PARA DESEMPLEADOS

¿Te quedaste sin empleo? ¿Estás en la búsqueda de un nuevo trabajo y no llega el adecuado? No te desesperes. Aprovecha para reflexionar y replantear tus metas y objetivos. Dale un giro a tu vida y ve por ese puesto de trabajo.

 

DEFINE UN OBJETIVO PROFESIONAL CLARO

Antes que todo, define el empleo que estás buscando. Invierte tiempo en la búsqueda de trabajo para saber cual es el adecuado para tí. No tienes que volver a tu ocupación anterior. En 30 segundos debes explicar tu objetivo. Si lo consigues, significa que tienes muy bien definido a donde quieres llegar.

COMUNICA A TU ENTORNO QUE ESTÁS DESEMPLEADO

Es un error que por “pena” no comuniques que estás en la búsqueda de trabajo. Tu entorno inmediato, la familia y los amigos serán el principal apoyo y red en la búsqueda de empleo. No estás solo. Sal de casa, haz deporte, trabajo comunitario y trata de conocer gente nueva.

DISEÑA UNA ESTRATEGIA DIGITAL DE BÚSQUEDA DE EMPLEO

¿Qué es una estrategia digital para buscar empleo? Es aprovechar todos los recursos disponibles en internet para que las personas sepan que estás en la búsqueda de un nuevo proyecto laboral. Actualiza tu información en redes sociales como Linkedin y Twitter. Suscríbete a blogs. Facebook también es una opción, recuerda que es más informal y debes tener cuidado que publicas y quien te contacta.

PREPARA BIEN TUS ENTREVISTAS DE TRABAJO

Un discurso cronológico y bien estructurado de tus empleos anteriores es una excelente forma de explicar tus cambios laborales. Toma en cuenta que la comunicación no verbal es más importante que la verbal. Investiga TODO sobre la empresa a la que planeas ingresar. Cuida tu imagen personal. Sonríe y transmite entusiasmo por el trabajo. No te precipites en el envío de currículos y cartas de presentación.  Analiza y valora las ofertas. Sé consciente de tus capacidades y habilidades.

PUBLICA TU TALENTO Y TU MARCA PERSONAL

El concepto de marca personal se hace más necesario en la actualidad,​ porque las relaciones interpersonales son cada vez más anónimas.

Como herramienta de soporte físico el CV es importante, pero cada vez es más frecuente que los reclutadores investiguen al candidato a través de sus redes sociales. Así que, es tu oportunidad de aportar valor en publicaciones como blogs, sobre temas profesionales, participación de eventos, colaboraciones y presentaciones sobre tu forma de trabajar. Vale la pena que investigues sobre el tema y pongas manos a la obra.

Recuerda “de todas las cosas que llevas puestas, tu actitud es la que cuenta”.